Reserva y Recoge en tienda Selecciona tu tienda preferida

1 Escoge y reserva tus productos online

2 ¡Recógelos y págalos en la tienda que prefieras!

3 ¡Recoge en la tienda que has seleccionado en 2 horas!

0
Total (IVA incl.) 0,00 Total VIP CLUB 0,00

Últimos productos agregados

No hay productos en el carrito.

Últimos productos agregados

No hay productos en el carrito.

Reserva y Recoge
1 ESCOGE UNA TIENDA
2 RESERVA LOS PRODUCTOS
3 RECOGE EN 2 HORAS

    GASTOS DE ENVÍO GRATUITOS EN TODAS TUS COMPRAS (IMPORTE MÍNIMO DE 29€)

    Cansancio durante el embarazo

    Durante el embarazo puede ocurrir que te sientas más cansada y fatigada: todos los órganos están sometidos a un trabajo extraordinario para suministrar energía al feto. ¡Descubre los remedios que te pueden ayudar a contrastar el cansancio!

    Cansancio durante el embarazo

    Durante el embarazo puede ocurrir que te sientas más cansada y fatigada: todos los órganos están sometidos a un trabajo extraordinario para suministrar energía al feto. ¡Descubre los remedios que te pueden ayudar a contrastar el cansancio!

    Sentirse cansada es un síntoma absolutamente normal durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre. A pesar de que duermas mucho por la noche, podrías sentir la necesidad de descansar también durante el día.

    El origen de todo este cansancio puede encontrarse en diversos factores, pero el principal es un debilitamiento general de tu organismo: todos los órganos están obligados a trabajar de manera nueva y más intensa para permitir el normal desarrollo del feto. También la acción de las hormonas, sobre todo la progesterona, es responsable de esta sensación de agotamiento, porque causa una bajada de la presión arterial. Por último, los bajos niveles de hierro, comunes durante el embarazo, contribuyen a hacer que te sientas en baja forma.

    ¿Cómo poner remedio entonces? Por una parte intenta escuchar las señales que tu cuerpo te envía: no intentes contrastarlas, quizá bebiendo café u obligándote a permanecer despierta a toda costa, aunque se te cierren los ojos. Sobre todo no cedas a la tentación de querer mantener el ritmo de vida que llevabas antes de esperar a tu pequeño: ¡ahora él es tu prioridad!

    Por otra parte, puedes recurrir a la ayuda de algunos remedios naturales como los integradores que aportan principalmente hierro, calcio y ácido fólico. Sin embargo recuerda que el primer tratamiento para contrastar la sensación de agotamiento es seguir una dieta sana y equilibrada: “comer en colores” y “descubrir la fruta oleosa” (las semillas en especial) ¡deben ser tu eslogan! De esta forma estarás segura de asumir la cantidad adecuada de los elementos nutrientes fundamentales para tu salud y la de tu pequeño.