Reserva y Recoge en tienda Selecciona tu tienda preferida

1 Escoge y reserva tus productos online

2 ¡Recógelos y págalos en la tienda que prefieras!

3 ¡Recoge en la tienda que has seleccionado en 2 horas!

0
Total (IVA incl.) 0,00 Total VIP CLUB 0,00

Últimos productos agregados

No hay productos en el carrito.

Últimos productos agregados

No hay productos en el carrito.

Reserva y Recoge
1 ESCOGE UNA TIENDA
2 RESERVA LOS PRODUCTOS
3 RECOGE EN 2 HORAS

    GASTOS DE ENVÍO GRATUITOS EN TODAS TUS COMPRAS (IMPORTE MÍNIMO DE 29€)

    Destete: ¿cuándo comenzar?

    ¿Cuál es el mejor momento para pasar del pecho o del biberón a las primeras papillas?

    Destete: ¿cuándo comenzar?

    ¿Cuál es el mejor momento para pasar del pecho o del biberón a las primeras papillas?

    Desde que nace y durante los primeros meses de vida el pequeño se nutre solo de leche: tanto si la toma directamente de ti, enganchado a tu pecho, como si lo alimentas con leche de fórmula, este es su único alimento.

    ¿Cuándo llega el momento entonces de hacer que inicie a explorar el mundo de los sabores con las primeras papillas?

    El destete consiste precisamente en esto, es decir, en el paso gradual de una alimentación líquida, a base de leche exclusivamente, a la introducción de los primeros alimentos sólidos. Los pediatras dan indicaciones diferentes con respecto a este tema, sobre todo dependiendo del tipo de alimentación del pequeño.

    Si lo estás alimentando exclusivamente con el pecho, es decir, sin ninguna toma añadida con el biberón, puedes comenzar tranquilamente el destete a partir del sexto mes de vida. La leche de mamá, de hecho, satisface perfectamente las necesidades nutricionales de tu pequeño hasta esta época de su vida.

    Si por el contrario tu pequeño se alimenta, total o parcialmente, con leche artificial, normalmente los pediatras aconsejan iniciar el destete entre el final del cuarto mes y el inicio del quinto de vida (no antes porque su estómago y su intestino no estarían aún preparados para elaborar comidas sólidas).

    Al principio se comienza con pequeñas pruebas de fruta (manzana o pera), para después pasar, cuando el bebé acepte bien la cuchara junto a la explosión de nuevos gustos, a las primeras papillas de mediodía.