Reserva y Recoge en tienda Selecciona tu tienda preferida

1 Escoge y reserva tus productos online

2 ¡Recógelos y págalos en la tienda que prefieras!

3 ¡Recoge en la tienda que has seleccionado en 2 horas!

0
Total (IVA incl.) 0,00 Total VIP CLUB 0,00

Últimos productos agregados

No hay productos en el carrito.

Últimos productos agregados

No hay productos en el carrito.

Reserva y Recoge
1 ESCOGE UNA TIENDA
2 RESERVA LOS PRODUCTOS
3 RECOGE EN 2 HORAS

    GASTOS DE ENVÍO GRATUITOS EN TODAS TUS COMPRAS (IMPORTE MÍNIMO DE 29€)

    El desayuno de los campeones

    Prepárale a tu pequeño un rico y nutritivo desayuno, lleno de energía para pasar una jornada en la nieve.

    El desayuno de los campeones

    Prepárale a tu pequeño un rico y nutritivo desayuno, lleno de energía para pasar una jornada en la nieve.

    Una óptima idea para un desayuno de auténticos campeones la ofrecen los Estados Unidos con sus tradicionales pancakes, tortitas parecidas a mini-crepes pero un poco más gruesas y esponjosas. Los pancakes se sirven en el desayuno o en el “brunch”, generalmente acompañados por sirope de arce (maple syrup). Pero nada te prohíbe probarlos, por ejemplo, con mermelada o ¡con Nutella! Facilísimos de preparar, dan a tu pequeño esquiador la energía y la carga necesaria ¡para deslizarse por la nieve!

    Así se preparan.

    Ingredientes (para unos 12 pancakes)

    25 gr de mantequilla, 125 gr de harina, 200 ml de leche, 6 gr de levadura en polvo, Una pizca de sal (la punta de una cucharita), 2 huevos, 15 gr de azúcar, 15 gr de azúcar

    Cómo se prepara

    En primer lugar tamiza y mezcla la harina y la levadura.

    Separa las claras de las yemas y vierte estas últimas en un recipiente, añade la leche y la mantequilla fundida y mezcla bien con un tenedor.

    Sigue mezclando bien todos los ingredientes y añade la levadura y la harina.

    Monta las claras a punto de nieve con la pizca de sal y el azúcar, dejándolas más bien suaves (si quedan demasiado duras podrían formarse grumos) y añádelas al compuesto obtenido previamente, mezclando delicadamente con un movimiento desde abajo hacia arriba.

    Pon a fuego medio (no demasiado alto porque esto impide que el preparado fermente bien durante la cocción) una sartén anti adherente, mejor si tiene el fondo grueso, de 10/12 cm de diámetro, pintada con un poco de mantequilla.

    Vierte en el centro de la sartén un cacito del preparado y deja que se expanda solo: cuando el pancake esté dorado, dale la vuelta con la ayuda de una espátula y deja que tome color también por el otro lado. Cuando esto ocurra, el pancake está listo.

    Al sacarlos de la sartén, coloca los pancakes sobre un plato, apilados uno sobre otro: sírvelos calientes y con azúcar glas espolvoreado por encima y sirope de arce.

    Nuestro consejo

    Para guarnecer los pancakes, además de sirope de arce, que tiene mucho éxito en América, también puedes usar miel, mermelada, cremas de cualquier tipo, Nutella, fruta fresca o en almíbar, ¡todo lo que se te ocurra!