Publicado el 19.02.2017 00

El mundo del moisés y de la cuna

Ha llegado el momento de pensar en los muebles y los accesorios para su habitación.

Tu vientre está creciendo cada vez más y el irrefrenable deseo de construir un nido para el pequeño que pronto llegará es ya el centro de todos tus pensamientos. ¡Serás tú junto con el papá los que creéis este nuevo espacio!

Puedes comenzar utilizando colores tenues para las paredes: los colores pastel o el simple blanco, le darán a tu bebé la tranquilidad que necesita.

Para los muebles, el lema a la hora de elegirlos y decidir dónde ponerlos es ¡“practicidad”! Lo importante es tener el espacio suficiente para guardar todas sus cosas pero también hacer que estén siempre al alcance de la mano.

Y por último la elección más importante: ¿moisés o cuna para sus primeros meses?

Si los has “heredado” de amigos o parientes y te gustan, asegúrate de que estén en óptimas condiciones y personalízalos a tu gusto.

Si por el contrario debes comprarlos, ambos son cómodos y funcionales pero responden a exigencias diversas.

El moisés con sus dimensiones reducidas, es la solución ideal para acoger a tu pequeño y para hacer que se sienta protegido como en tu vientre. Su uso sin embargo está limitado en el tiempo porque los bebés crecen deprisa y su reducido tamaño pronto se quedará “estrecho”.

La cuna con barandilla, práctica y segura, responde perfectamente a exigencias de espacio limitado y de ahorro: una sola compra que utilizarás durante más tiempo. Para los primeros meses podrás hacer que sea acogedora como un moisés y se adapte a las minúsculas dimensiones de tu bebé introduciendo en su interior un reductor especial.