Buscar producto...

Publicado el 06.02.2018 00

El sueño de tu hijo cambia con el tiempo

Cómo cambian los ritmos de tu hijo desde que nace, a medida que va creciendo.

Cada persona tiene sus ritmos biológicos, y no todos duermen el mismo número de horas.

También los niños son diferentes entre ellos, y para cada uno de ellos el  tiempo suficiente para un buen descanso es diverso.

Intentando encontrar de todas formas un denominador común, se pueden delinear fases relativas al sueño en el crecimiento de tu hijo:

  • Desde que nace hasta los tres meses

Tu hijo pasa la mayor parte del tiempo durmiendo y se despierta sobre todo para comer. Alrededor del tercer mes los momentos de vigilia van aumentando, normalmente por la tarde.

  • Desde los cuatro hasta los siete meses

Comienza a controlar el hambre y sus horas de sueño continuado aumentan.

Permanece más tiempo despierto de día y durante la noche, normalmente, consigue dormir durante unas 6 horas seguidas (con algunas excepciones, por desgracia…).

  • Desde los ocho meses hasta el año

La noche debería ser el momento en el que duerme durante más tiempo. Sigue durmiendo las siestas de la mañana y de la tarde, pero su duración es inferior. Si se despierta durante la noche normalmente es porque tiene hambre o por culpa de los dientes.

  • Hasta los dos años

El hambre no debería interrumpir el sueño de la noche y la siesta de la tarde será suficiente para su descanso. Como media duerme 8/10 horas por la noche.

  • A partir de los tres años

Ya es grande y es capaz de regular y gestionar su sueño. Ahora su necesidad biológica de dormir una larga noche seguida es regular y la siesta de la tarde podría acortar las horas de sueño por la noche.

Este esquema es solo indicativo porque tu hijo es único, ¡también cuando duerme!