Publicado el 20.12.2016 00

¡Felicidades! De 13 a 16 meses

El primer cumpleaños te emocionará tanto como su nacimiento, sus gustos cada vez más precisos sabrán sorprenderte maravillosamente, los juegos juntos desencadenarán vuestra fantasía.

El día de su primer cumpleaños te hará revivir con emoción todos los días que habéis vivido juntos, desde el momento en que vino al mundo.
Como por arte de magia el tiempo ha volado, dejándote recuerdos de etapas y conquistas maravillosas, y los ojos brillantes ante su primera velita estarán absolutamente justificados.

Ahora lo miras y te encuentras frente a un niño completamente diferente del de hace 12 meses, cuando dependía completamente de ti. Comienza a comunicar, sobre todo contigo y con el papá (seguro que si quieres que tu amiga oiga sus progresos, podrías esperar inútilmente durante horas), pronuncia sus primeras palabras y con el tiempo afinará la capacidad de expresar sus gustos y preferencias. No te sorprendas si rechaza con decisión la papilla que se había comido con gusto hasta el día de antes: ahora que está descubriendo alimentos nuevos y parecidos a los que coméis tú y papá, el gourmet podría volverse muy exigente.

En estos meses comenzará a dar con incertidumbre sus primeros pasos, para darse cuenta de repente de que puede ir él solito a coger lo que desea. Y de nuevo te sentirás increíblemente orgullosa de todo lo que tu pequeño es capaz de hacer. Finalmente no tendrás que doblar la espalda para ayudarle en sus inseguros pasos, pero ponte zapatos cómodos ¡para poder seguirlo!

Jugar juntos será cada día más creativo tanto para él como para ti. Comienza a proponerle materiales que no sean los juegos de siempre y admira como los usa con fantasía para entretenerse tranquilamente. Déjalo libre para que experimente: las pinzas de la ropa, los recipientes, las cucharas y las cintas de colores se transformarán en protagonistas de divertidos momentos juntos. Así ayudarás a su creatividad, que necesita estímulos continuos.
Después del año para tu hijo llega el momento de las primeras amistades. Es importante que se relacione con otros niños, así desarrollará el lenguaje, la capacidad de estar con los demás y de compartir los juguetes.