Publicado el 06.02.2017 00

Los niños cáncer

Gobernados por la Luna los pequeños del signo de Cáncer son lunáticos y quisquillosos pero eternamente madreros y afectuosos

Los nacidos bajo el signo de Cáncer (21 de junio – 22 de julio) son niños especialmente sensibles, afectuosos y emotivos.

Tienen un carácter dócil y tranquilo pero son también un poco lunáticos y quisquillosos porque su signo está gobernado por la Luna.

Es el signo de agua elegido como el más maternal del zodiaco y se considera el signo de la vida. Por lo tanto si tu hijo es un pequeño Cáncer, debes ser consciente del hecho de que tu pequeñín es un auténtico madrero y que la familia es y será siempre su mundo, el nido al que quedará vinculado durante toda la vida.

Las relaciones interpersonales son muy importantes para estos niños. Pero necesitan siempre ser tranquilizados a nivel emotivo para sentirse amados y queridos.

Están muy ligados a sus costumbres, a sus cosas y al pasado, en el que a menudo se refugian para encontrar seguridad y para protegerse de situaciones negativas.

Los pequeños Cáncer son muy celosos de sus afectos por lo que es conveniente acostumbrarlos desde el principio a compartir el afecto de los familiares.

Esquivos y tímidos, introspectivos y a veces ingenuos, usan su “coraza de cangrejo” para hacer frente a situaciones que podrían llevarlos a una desilusión.

Al crecer aprenden a ser menos tímidos y crean fuertes vínculos de amistad con sus coetáneos, a los que están siempre dispuestos a defender y a ayudar.

Las niñas cáncer juegan con gusto con las muñecas, con las que recrean el ambiente casero y familiar, los niños por su parte se dedican con gusto a los estudios.

Físicamente su punto débil es el estómago y la digestión.

Generalmente, gracias a su temperamento calmado y tranquilo y a su bondad de ánimo son niños fáciles de criar: ¡¡¡excluyendo algunas excepciones!!!