Publicado el 05.02.2018 00

Los niños Piscis

Parece que viven en las nubes, soñadores y sensibles, juguetones y traviesos, traerán un rayo de sol a vuestras vidas.

Signo zodiacal móvil y de agua, gobernado por los planetas Neptuno y Júpiter, el Piscis caracteriza a los nacidos entre el 20 de febrero y el 20 de marzo, volviéndolos ricos en capacidad comunicativa, simpáticos, listillos y juguetones.

Pero estos “pececitos” son también muy vulnerables, muy sensibles e influenciables: por eso tienen mayor necesidad de la presencia tranquilizadora y amorosa de los padres, que deben ser la palanca de su equilibrio psicológico, dándoles una sólida educación que los saque un poco del “País de las Maravillas” en el que parecen vivir.

Son soñadores pero también observadores siempre listos para maravillarse de las mil cosas que les rodean. Los niños Piscis tienen una fértil imaginación que a veces les lleva a inventar situaciones imaginarias, no para engañar a los demás sino como desahogo para sus intensas emociones. Se divierten disfrazándose y, dependiendo de las circunstancias o del disfraz que lleven, se transforman en indios o cazadores, en soldados o enfermeras, y en muchos otros personajes.

Por este motivo en vez de juguetes prácticos y racionales, prefieren otros más poéticos de madera pintada, las muñecas de trapo, los libros de cuentos ilustrados, las sombras chinas y aquellos juguetes que consiguen dar rienda suelta a su vivaz imaginación.

Su intuición les lleva desde pequeños a comprender los problemas de los adultos, captando todo lo que ocurre a su alrededor: son silenciosos pero siempre están presentes.

Los principios sobre los que debería inspirarse la educación de los niños Piscis se pueden resumir en tres palabras: firmeza, comprensión, presencia. Pero sobre todo recuerda que tienen una gran necesidad de dulzura, amor y confianza ya que su índole es introvertida, vulnerable, temerosa e influenciable.