Publicado el 01.03.2017 00

Mamás en espera, ¡uníos! Séptimo mes lunar

A veces sientes el deseo de hablar con alguien que esté viviendo la misma experiencia que tú, porque hablar de lo que sientes te hará estar bien. Te apetece compartir tus emociones y saber si ciertas emociones las tienes solo tú o …

¿Has leído el best sellerQué esperar cuando se está esperando”, escrito por tres mamás americanas, has hecho que lo lea él también y habéis ido juntos a ver la película?

Las amigas y tu compañero te escuchan y cuando pueden te dan su opinión, pero a veces sientes un auténtico deseo de hablar con otras futuras mamás como tú, exactamente como ocurre en la película.

Hay una solución, es más, hay más de una.

Los cursos de preparación al parto son una excelente oportunidad y no se parecen a volver al colegio, no hay deberes ni diploma. ¿Qué mejor lugar para encontrar nuevas compañeras de viaje?

Puedes ir al hospital, a un consultorio o a un centro privado y elegir entre las técnicas de preparación al parto la que más se parezca a tu forma de ser (parto activo, parto en el agua, yoga…) y allí encontrarás a otras mamás, escucharás sus experiencias, podrás contarles las tuyas y compartir alegrías y aventuras de este período. El grupo es un óptimo antídoto para las tensiones y ¡multiplica las energías positivas! Muchas amistades nacidas durante estos encuentros continúan incluso después del nacimiento de los pequeños y se revelan aún más valiosas. Compartir las mismas sensaciones te ayudará a entender que cada mamá embarazada es diferente a las demás: un pecho más grande no producirá más leche, de un vientre más grande no nacerá necesariamente un bebé con mayor peso…

Si te gusta navegar en internet, la red no se olvida de las futuras mamás. Tendrás a tu disposición muchos lugares virtuales: blogs para leer y comentar, fórums en los que participar, chats reservados y comunidades a las que unirte. En cualquier momento podrás contar con la compañía de mujeres con tus mismos intereses o dudas y entrarás en un mundo de amigas virtuales. Cuidado solo con la mala información concerniente a los comentarios “científicos”, ¡consulta siempre a tu médico o experto de confianza!

Mientras tanto tu pequeño sigue creciendo. En estas semanas su cerebro se va perfeccionando como también el mecanismo de enfoque de sus ojos y la sensibilidad de su oído. Pesa aproximadamente un kilo y ha alcanzado los 36 centímetros de altura.