Publicado el 19.02.2017 00

Entrenar la respiración

Respirar es una acción natural que se hace sin pensar y con frecuencia de manera incorrecta: aprender a respirar bien te será de gran ayuda.

Inspirar, expirar… es un acto automático y mecánico que suministra a las células de tu cuerpo el oxígeno necesario para desarrollar las funciones vitales. Con frecuencia algunos factores como el estrés, la ansiedad y sobre todo los cambios que estás experimentando en estos increíbles nueve meses pueden limitar este natural almacenamiento de energía y bienestar. Por eso es importante aprender estas simples técnicas que permiten oxigenar bien todo el organismo.

Respirar correctamente es importante por dos motivos principales: desde el punto de vista fisiológico, permite una adecuada oxigenación de la sangre y por lo tanto de todos los tejidos del organismo: además, influyendo sobre algunos neurotransmisores, las catecolaminas, encargadas de regular los niveles de ansiedad, regala un estado de relajación general (el estrés, por el contrario, lleva a efectuar una respiración corta y jadeante). Por eso es tan importante respirar correctamente sobre todo durante el embarazo.

Durante los últimos meses tu vientre presiona sobre el diafragma impidiéndole una adecuada dilatación y dificultando la respiración. Sin embargo puedes superar este inconveniente con facilidad: el diafragma es un músculo, así que ¡basta entrenarlo!

Las preguntas comunes que te agitan durante esta fase  – ¿Irá todo bien? ¿Seré una buena madre? – pueden aliviarse gracias a la respiración que, si se realiza correctamente, proporciona una sensación de bienestar y de relajación no solo a ti, sino también a tu hijo: se ha comprobado que las catecolaminas atraviesan la placenta e influyen positivamente sobre el bebé.

Aprender a respirar conscientemente es además muy importante para el parto porque concentrarse sobre la respiración ayuda a relajar los músculos del perineo y a secundar de manera más natural la fase de la expulsión.

Un consejo: sería oportuno que también quien te acompañe en la sala de parto conozca el modo correcto para respirar, de manera que esté preparado para sostenerte y “acompañarte” en esta trayectoria. Si se trata del futuro papá, será una manera para que sea más partícipe.

Las técnicas de respiración son varias, cada una tiene sus características, pero todas ellas tienen un denominador común: reactivar una respiración más amplia y “consciente”. Desde el yoga hasta el rebirthing, descubre cómo modificar positivamente este natural acto.