Publicado el 05.02.2017 00

La lactancia de gemelos es más fácil de lo que piensas

Dar el pecho a dos pequeños puede ser una experiencia muy agradable: los consejos para evitar un excesivo cansancio al vivirla.

Es un error pensar que no es posible dar el pecho a dos gemelos: se trata solo de entender cómo gestionarlos y cómo organizarse de la mejor manera posible.

Algunas mamás prefieren alimentarlos por turnos, es decir primero uno y luego el otro, a petición de los pequeños. Puede ser una elección válida pero existe el riesgo de generar un ritmo sin fin de tomas que puede asustar y cansar en poco tiempo: así podrías encontrarte, sobre todo al inicio, cuando las tomas se hacen con poco tiempo de separación entre ellas, dando el pecho a todas horas, ¡con un ritmo absolutamente “no stop”!

Mucho mejor, y sin duda también menos cansado para ti, es adoptar la estrategia de alimentarlos juntos. ¿Cómo hacerlo? Basta con poner algunos cojines detrás de la espalda y alrededor tuyo, o utilizar los cojines de lactancia, aún más prácticos, colocar a los gemelos uno a la derecha y el otro a la izquierda (quizá dejándote ayudar las primeras veces) y después relajarte con ellos durante un momento de intimidad solo vuestro.

Las posiciones más comunes son la llamada de rugby, con los cuerpos de los pequeños paralelos bajo tus brazos, o la tradicional, con los cuerpos de los bebés cruzados por delante. Pruébalas las dos para elegir la que mejor se adapte a ti.

Para cualquier duda, para recibir apoyo o incluso solo para escuchar los testimonios de mamás de gemelos que han decidido dar el pecho a sus pequeños, puedes dirigirte a la Leche League, una asociación de voluntariado que se dedica a apoyar a las madres que desean dar el pecho.