Publicado el 20.12.2016 00

¡Operación fruta!

¡Cómo hacer de la fruta una merienda fácil y gustosa para tu hijo!

No hay duda: la fruta, con sus innumerables vitaminas y sales minerales, es un elemento muy importante para la salud de todos los niños (¡y también para mamá y papá!), una ayuda fundamental para el desarrollo sano y fuerte de su cuerpo, así como un valioso escudo contra virus y bacterias.

¿Pero cómo garantizar estos beneficios a tu pequeño si cada vez que ve una fruta hace un capricho?

No tengáis miedo, ¡llega la super merienda!

Una ocasión estupenda para convencer a los más pequeños de que coman fruta es el esperado momento de la merienda, cuando el apetito comienza a hacer que les suene la tripita, y las ganas de volver a jugar no dejan tiempo para ponerse caprichoso.
En ese punto no queda más que… ¡enmascarar la fruta! Nunca mejor que en este caso se puede aplicar el dicho: “¡ojos que no ven corazón que no siente”!

Aquí tienes una receta fácil y apetitosa, para darle a tu hijo todas las vitaminas que necesita… ¡con gusto y un poco de astucia!

Tostada caliente y crocante con compota de manzana y rodajas de plátano

Ingredientes:

Fruta al gusto
Pan de molde integral o de cereales
Una nuez de mantequilla

Preparación:

Lava y pela una manzana y un plátano, y unta una rebanada de pan con mantequilla. Ralla la manzana eliminando el líquido y vierte el puré sobre la rebanada de pan, añadiendo algunas rodajas de plátano.
Cúbrelo todo con otra rebanada de pan y mételas en el tostador durante tres minutos.

¡La fruta está servida! Pero… shhhh ¡no se lo digáis a nadie…!