Publicado el 05.02.2018 00

Peleas entre hermanos: algunos consejos

Tus hijos tienen la exigencia, absolutamente natural, de afirmar su presencia en el interior de la familia y la sana competición entre ellos no siempre se resuelve con besos y abrazos.

Cuando se debe compartir algo con otra persona, no es fácil conseguir llegar a un acuerdo. Esto vale para los adultos, pero aún más para los niños, que no siempre consiguen encontrar la manera correcta para expresar su voluntad.

Y ahí surgen las peleas entre hermanos: por celos, para hacerse valer o simplemente para atraer la atención de mamá y papá

Las peleas entre hermanos y hermanas son normales. No existen familias en las que todos estén siempre de acuerdo en todo, sobre todo porque la diversidad entre los varios elementos de la familia lleva a tener exigencias diferentes que pueden ser contrastantes. De ahí, el altercado.

Nunca es culpa de ninguno en especial: el secreto para que estas peleas sean menos frecuentes no es encontrar al culpable, sino intentar siempre ¡encontrar una solución al problema!

Pero, incluso antes de que “la riña” se produzca, aquí tienes algunos consejos para intentar evitarla y algunos otros para afrontar la situación cuando se desencadena la tormenta.

  • Intenta dar las mismas atenciones a los dos, para no alimentar los celos: no puedes evitar que este sentimiento se presente entre ellos, pero seguro que puedes hacerles entender que no está justificado.
  • Si no has visto quien tiene realmente razón, no te pongas de parte de ninguno: mejor mediar en la situación que arriesgarse a cometer “una injusticia” aunque sea con buenas intenciones.
  • Crea reglas que permitan no exagerar, como por ejemplo “no se pega” y “no se lanzan cosas ni juguetes”. La sugerencia será: “intentad explicar con palabras, con calma, así os entenderéis mejor”.
  • Si el motivo de la discusión es un juguete contendido, define tú la regla, para tener el control de la situación: “durante cinco minutos juegas tú y luego se lo das a tu hermano
  • Si los niños están muy nerviosos, sepáralos durante algunos minutos, de manera que se calmen antes de intentar comprender lo que ha sucedido.